Esther Figueras

Ésta página es para que veais todas las cosas que hago, sobretodo bisutería y joyería

Aquí os pongo algunas de las técnicas más utilizadas en arcilla polimérica:

Murrina (cilindro o cane en inglés):  También conocido como millefiori, las murrinas son adaptaciones a las arcillas poliméricas de una técnica utilizada originalmente con vidrio. Una murrina consiste en una estructura cilíndrica de arcilla, dentro de la cual hay un dibujo que puede ser desde una sencilla espiral, hasta diseños muy complejos. Cortando finas láminas de esta murrina podemos recubrir la superficie de cualquier objeto que se nos ocurra.

Degradado: hay dos tipos de degradados, el que se hace con máquina de pasta, y el que se hace sin ella.

Mica shift: es una técnica utilizada para conseguir efectos de relieve y profundidad sobre una pieza totalmente lisa, utilizando para ello un único color de arcilla polimérica. Existen muchas formas diferentes de conseguir este efecto, pero siempre teniendo en cuenta que solamente puede realizarse con los colores metalizados y perlados de arcilla polimérica. De la marca FIMO, se pueden utilizar los colores oro, plata, cobre, y perlado. Los colores “metálicos” no sirven, ya que lo que tienen es purpurina muy gruesa en su interior, no las partículas de mica que permiten realizar esta técnica. Otras marcas muy recomendadas por los expertos en mica shift son el Premo y el Kato, por su alto contenido en mica. Los colores pueden mezclarse con pequeñas cantidades de otros colores no metalizados para obtener distintos tonos, y mantener el efecto ‘mica shift’.

Hojas de texturas: son unas láminas de plástico o de caucho que tienen dibujos en su superficie, también se puede utilizar la técnica con sellos. Se utilizan para presionarlas sobre la arcilla, e imprimir la textura sobre él.

Embossing powders: son unos polvos que al aplicarles calor (ya sea en el horno, o mediante una pistola de calor), se funden y cogen volumen. Se utilizan en muchas manualidades, como la tarjetería y las arcillas poliméricas. Existen en diferentes colores, y también transparentes. Estos últimos se usan en el fimo para imitar cristal, ya que el efecto que se consigue es como de una capa de barniz muy gruesa y muy brillante.

Mokume gane: técnica de origen japonés que se emplea con metales. Su aplicación en las arcillas poliméricas consiste en la superposición de capas muy finas, deformarlas y cortarlas posteriormente en laminas finitas.

Cuentas “fiu” (o cuentas rotadas): son unas cuentas que pueden hacerse para aprovechar cualquier resto de masilla que tengamos por ahí, restos de murrinas, etc… para hacerlas necesitamos un cristal (por ejemplo, el de un marco de fotos chiquitito), arcilla, y nuestras manitas.